48 visitatori online
Banner
Home MOQUEGUA Y SUS LINDAS DANZAS
Menu Principale
Home
Cosa è Peruan-Ità
Disclaimer
I 100 anni di MacchuPicchu
Interviste e reportage
La radio dal passato ...
Notizie
Boletín: "Il Perù a Milano" (Consulado General del Perú en Milán)
Le Foto
Artisti
Personaggi
Articoli archiviati dal 2008
Archivio testi 1999-2008
FACEBOOK GROUPS
Mappa del sito
Area riservata
Corrispondenti
Redazione Italia
Dal Perù
Redazione World
Humberto Jaime Matos Jiménez
Banner
Pagina FB
 
 
I più letti
La Navidad es de los Niños - EL NIÑO ROMPE QUIJADA PDF Stampa E-mail
Valutazione attuale: / 0
ScarsoOttimo 
Domenica 01 Dicembre 2013 21:16

Hablando de los niños y de la navidad que está muy cerca, dicen que La Navidad es de los Niños, eso quiere decir que la navidad es de todos ya que todos tenemos un niño dentro que si lo dejáramos salir más seguido muchas cosas serían diferentes, por eso es necesario prestarle más atención a ese niño que en muchos casos se encuentra rechazado y hasta olvidado. No podemos rechazar una parte de nosotros mismos y seguir manteniendo una armonía interna. Tómate algún tiempo del día, aunque sea unos minutos y habla con tu niño interior, hazle sentir que pese a todo tú estarás siempre allí. 

Los niños son el futuro del mundo y depende mucho la formación y el ejemplo que les demos, así como la alegría y tranquilidad que les podamos brindar para que ellos crezcan llenos de optimismo y con un espíritu positivo en la vida. Por lo tanto, no debemos esperar que sea navidad para hacerles sentir que los queremos, puesto que todos los días debemos brindarles amor, cariño, cuidado, ternura y alegrías, ya que ello se verá reflejado en su conducta y manera de ser cuando lleguen a convertirse en adultos.

Nuestra historia, tradiciones, costumbre y cultura es el mejor legado que podemos dejarle a los niños peruanos, ya que por medio de ellas aprenderán a respetar y amar más a nuestra patria, como también a autoestimarse. En los adultos está el incentivar y promover la educación y cultura en nuestra niñez.

Lamentablemente, en el Perú muchos niños tienen que trabajar desde muy temprana edad para ayudar en el sostenimiento del hogar, y a pesar de las duras tareas que tienen que desarrollar, los castigos que a veces le impone la sociedad y la vida, las carencias que afrontan y demás problemas del que ellos no son culpables, ellos no dejan de sonreír, ya que la sonrisa es algo propio en ellos. Ojalá que podamos construir y hacer realidad los sueños de todos los niños del mundo, en paz, con amor y justicia.


EL NIÑO ROMPE QUIJADA (*)


El Niño Manuelito, versión peruana del Niño Jesús, es adorado en muchos pueblos del Perú por las fiestas navideñas. Las celebraciones van desde la navidad hasta el año nuevo, terminando el 6 de enero con la Pascua de Reyes o Adoración de los Reyes Magos.

En el pueblo de San Pedro, Lucanas, Ayacucho, hay, sin embargo, dos Niños los cuales proceden España. Son dos personas, pero solamente un Dios: El Niño Manuelito y El Niño Jesús, siendo este último conocido como "El Niño Rompe Quijada", cuyo origen se asocia a una leyenda que se cuenta en el pueblo de San Pedro.

Se dice que por el año de 1897, llegaron a San Pedro dos Padres Franciscanos los cuales portaban consigo dos Niños Dios. Las damas del pueblo formaron una comisión especial para tratar de adquirir un Niño, llegando a recolectar sólo veinte libras esterlinas y peruanas que los padres aceptaron con mucha humildad. La alegría de poder tener, para el pueblo, su Niño Manuelito, hizo que las damas aquellas organizaran una festividad en honor al Niño Manuelito, la cual incluía fuegos artificiales.

Don Carlos Gordillo, un vecino principal oriundo de Lima, había sido el único del pueblo que negó a las damas su óbolo para el Niño. Incluso, hasta increpó a su esposa, Doña Julia Salas, por perder el tiempo en dicha comisión debiendo estar más al cuidado de sus hijos. El tal Don Carlos Gordillo se encontraba en la Plaza de Armas, con todos los del pueblo, dispuesto a gozar de los fuegos artificiales y, cuando prendieron los castillos, se desprende un cohetón que le cayó con fuerza en la quijada, haciéndole perder el sentido. Cuando Don Gordillo se incorporó, todo asustado comenzó a llamar a las damas de la comisión y les entregó veinte libras esterlinas para adquirir el otro Niño Jesús. De allí se desprende el misterio de los Niños de San Pedro, un solo Niño y dos imágenes distintas: "Manuelito y Jesucito".

Desde entonces, el Niño Chiquito es conocido en el pueblo de San Pedro como "El Niño Rompe Quijada".

(*) Datos extraídos del libro "Cien Temas del Folklore Peruano" de Alejandro Vivanco G., Lima 1988.

LA SONRISA DE UN NIÑO
Por Dario Mejia

La sonrisa de un niño siempre nos cautiva, 
nos alegra el día, nos llena el alma, nos motiva, 
nos brinda paz, nos alimenta como si fuese comida
y sobre todo nos hace ver lo hermosa que es la vida.

La sonrisa de un niño no es fingida, la brinda con placer,
es natural, es espontánea, es algo que le nace hacer... 
le sale del corazón y nos la brinda con mucho cariño, 
con su maravilloso y sincero amor de niño.

La sonrisa de un niño tiene un valor inimaginable, es muy querida,
es un tesoro que todos quisieran tener toda la vida... 
nos conmueve, nos compra, nos llena de ternura,
nos vuelve niños otra vez y nos corta la amargura.

La sonrisa de un niño es tan necesaria, 
tan ansiada y tan deseada en nuestra vida diaria...
pero a veces ellos no pueden sonreír, 
no hay motivo ni incentivo para reír.

La sonrisa de un niño a veces se pierde sin delicadeza
y sus inocentes rostros sólo reflejan tristeza...
sobre todo cuando la vida les ha sido adversa y llena de dolores
sin tener ellos la culpa de los errores de los mayores. 

Construyamos un mundo mejor para habitar
un lugar donde los niños no dejen de sonreír ni de jugar...
donde la luz de la esperanza brille siempre en sus corazones, 
esa luz que los mantendrá felices y que para sonreír les dará mil razones

 

de Dario Mejia  Melbourne,  Australia

 

Banner
News in breve
Link utili
Banner